The Story of My Life


At the age of 21, working somewhere in my country I saw no prosperity. So I said, well I’m going to talk to my dad and he is going to help me with this anguish I had of not being able to have a good job in my country. Since he was a very intelligent person, he really liked listening to news. He especially listened to foreign news. The one that caught his attention the most was the European countries. In particular the city of London. He was always talking about their museums, their people and the kings and that they had very good governments. That they were very advanced. Well, that’s when I got the idea and I said why not go to London. I had to get the visa to travel, and so it was. As I always had my savings, in a bank they lent me a traveler’s visa. That helped me be able to stay there for two or three months. I had to return it in 6 months and with my few savings I had I did not end up using the traveler’s checkbook and I returned it before the 6 months, which was required. I got very good jobs, I was very happy, I had many friends. I saw many very beautiful, charming towns, we were very adventurous, we saw different towns, we passed some borders, I had unforgettable moments in that country for 7 years. In those seven years I also had my sad experiences. I lost my father after 2 years of being there and a year later I lost the older sister who was one of my sisters with whom I had the most connection with. We understood each other a lot, we spent many happy moments. It was crazy. I don’t know how I could resist, I don’t know how I didn’t go crazy and that’s where my sadness started. My mom started calling me, to go to her, that I was not going to see her again.

And so it was, I packed my suitcase and returned to my country. And my mom was happy with me there. I had a great time and spent six months with her at the house. Then I said, Well, I have to do something. And I started working with a brother-in-law who had a real estate office but wasn’t there for long either. I said, I’m not going to do anything here, I’m going somewhere else, Mom, I’m leaving, I don’t want to stay here anymore, I have to do something. I saw that I’m already at this age, I am more or less 29 years old and if I don’t find a stable job I have to go somewhere else. I had been in my country for about two years and so asking, looking and reading I found the island of Aruba. I thought, I’m going over there to see what happens. It was a very beautiful island. I found a friend who invited me to her house. Well, I looked for a job with her and she was closer to my country and my mom was very happy. My mother said yes, that I should go there, that I will be coming and going to my country from there. So, I spent three months there looking for work. I found a nanny job taking care of two boys, ages 6 and 9. I was comfortable, and I liked the dad very much. Iwas was almost ready to start the job and had to take some medical tests. Well, in the end, when I had finished the exams, the government decided to implement a policy which stated that those foreigners who come to look for work in the Island must go to their country of origin and wait there to receive the employment contract. So it was better to go to my country.

I waited three months, and as nothing came, I told my mom; okay There is nothing here, there is no future here. I told her, I’m going to Australia, and she answered me; as for now, no, you cannot go there, that is very far, you will lose me. Remember that you lost your dad and lost your older sister. No, you are not leaving yet, it is far away, you will leave me alone. And I replied ok, so then I’m going to New York, which is closer. And again, she said, No, that is also far away. But I explained to her, it is not so far I am going and I come back in 3 years. So it was, I again started the battle, to see how to go to the United States, which was quite difficult, more than for London.

With great luck I found a friend who already lived in the US for many years and offered me a stay at her house, and she welcomed me. I was very calm in her house until I realized that I couldn’t get a job and I said no, its better if I leave, it’s been almost 3 months with no luck. I better go to my country. I will not miss this flight ticket to return. And she replied, No, calm down, you are going to find a job. That’s when I found a job with an American family tending the house and I was living very happy with them for four years. After 4 years of living there I met my friend who already lived in the US too. I lived in Long Island and my friend lived in New York. When she found me, she said to me, No no, what are you doing there in Long Island, nothing?

With her help, I came to New York to continue looking for work. I found jobs in children’s clothing factories, I found work in a cafe until I met my current husband, who is now the father of my daughter.

I live resigned away from my family, yet very pleased that I have built a home for 30 years. I live very happy. My husband is a wonderful man, he treats me with respect, I am very well until this date thanks to the Lord. my daughter too. She is doing well professionally, I am very proud of her, she makes me very happy. And this has been the story of my life. A story from this Caribbean from South America. Thanks for the attention. For you with all my love and follow your dreams, they always come true because mine did come true thanks to God.


Hola mi nombre es Sol Caribe y naci en Sudamerica. 

A los 21 años de edad trabajando en un sitio en mi país no veía ninguna prosperidad. Entonces dije, bueno voy a hablar con mi papá y él me va ayudar en la angustia que tenía de no poder tener un buen trabajo en mi país. Como él era una persona muy inteligente, le gustaba mucho escuchar noticias. Especialmente escuchaba las noticias extranjeras. El que le llamaba mucho la atención era los países Europeos. En particular la ciudad de Londres. Siempre me están hablando de sus museos, me estaba hablando de su gente y de los reyes y que había muy buenos gobiernos. Que estaban muy adelantados. Pues ahí fue que cogí la idea y yo dije porque no me voy para Londres. Tenía que ir a sacar la visa para poder viajar, Y así fue. Como siempre tuve mis ahorros, en un banco me prestaron una visa de viajero que con eso me ayudó mucho para poder mantenerme allá unos dos o tres meses. Tenía que entregarla a los 6 meses y con mis pocos ahorros que llevaba no tuve que usar la chequera del viajero y la devolví antes de los 6 meses, que requería.  Conseguí muy buenos trabajos, estuve muy contenta, tuve muchas amistades. Conocí muchos pueblos muy bonitos, encantadores,fuimos muy aventureros, conocimos sus pueblos, conocimos algunas fronteras, tuve momentos inolvidables en ese país hasta los 7 años que viví. En esos siete años también tuve mis tristezas. Perdí a mi padre a los 2 años de estar allí y al año perdí a la hermana mayor que fue una de las hermanas con la qué tuve más conexión. Nos entendíamos mucho, pasamos muy felices. Fue de locura no sé cómo fue que pude resistir no sé cómo no me volví loca y ahí empezó mi tristeza. Ya mi mamá empezó a llamarme, que me fuera a donde ella, que yo no iba a volver a verla.

 Y así fue, hice mi maleta y regresé a mi país. Y mi mamá, muy dichosa conmigo allí. Pasé muy bien y estuve con ella seis meses en la casa. Ya dije, Bueno, ya tengo que hacer algo. Y empecé a trabajar con un cuñado que tenía una oficina de propiedad raíz pero tampoco duro. Yo dije, aquí no voy a hacer nada, me voy para otro lado, mami yo me voy, yo no quiero quedarme más aquí, tengo que hacer algo.Miré que ya tengo esta edad, eran más o menos 29 años y si no hago algo yo me tengo que ir para otro lado. Ya llevaba como dos años en mi país y pues preguntando, mirando y leyendo encontré la isla de Aruba. Ahora me voy para allá a ver qué pasa. Era una isla muy bonita. Encontré una amiga que me invitó a su casa. Pues con ella busqué trabajo y estaba más cerquita de mi país y mi mamá estaba muy contenta. Mi mama decia que si, que me fuera para allá, que ahí voy a estar yendo y viniendo. Y nada, estuve tres meses allí buscando trabajo. Encontré un trabajo de niñera de dos niños de 6 y 9 años. Yo estuve a gusto,y le agrade mucho al señor. Estaba ya casi para empezar y tenía que llevarle unos exámenes médicos. Pues al final cuando le iba a llevar los exámenes que ya me los había hecho el gobierno le dio por sacar un decreto que decía que aquellas personas extranjeras que vienen a buscar trabajo a las Islas tienen que irse para su país de origen y esperar allá que reciba su contrato de trabajo. Así fue, mejor irme para mi país. 

Estuve esperando tres meses, y como no me llegó nada le dije a mi mamá; okay Aquí no hay nada, aquí no hay futuro. Le dije, me voy para Australia, y ella me respondió; como que para ya, no señora, usted no se puede ir por allá, eso está muy lejos, me va a perder a mí. Acuérdese que perdió a su papá y perdió a su hermana mayor. No no no no no usted todavía no se va, está muy lejos, me va a dejar sola. Y yo le respondí ok, pues me voy para Nueva York que está más cerquita. Y ella volvió a decirme, No eso también está lejos. Pero yo le explique, no está tan lejos me voy y vengo a los 3 años. Así fue, empecé otra vez el calvario, a ver cómo venía para Estados Unidos que era bastante difícil, más que para Londres. 

Pero nada, con mucha suerte encontré una amiga que ya vivió muchos años aquí y me ofreció la casa, y me recibió. Estuve muy tranquila en la casa de ella hasta que me di cuenta que no conseguía trabajo y le dije no mejor me voy, ya son casi 3 meses sin suerte. Yo mejor me voy para mi país. No voy a perder este viaje que tengo de regreso. Y ella me respondió, No tranquila ya va a encontrar un trabajo. Así fue como encontré un trabajo con una familia americana atendiendo la casa y Estuve viviendo muy alegre con ellos cuatro años. A los 4 años encontré a mi amiga que ya vivía aquí también y yo vivía en Long Island y mi amiga vivía en Nueva York. Cuando ella me encontró y me dijo, No no no usted qué hace allá en Long Island, nada, Eso está muy lejos, eso está muy triste, muy solo, Véngase para Nueva York y así fue. 

Con la ayuda de ella me vine para Nueva York a seguir buscando trabajo. Encontré trabajos en fábricas de ropa infantil, encontré trabajo en una cafetería hasta que conocí al que ahora es mi esposo, que es ahora el padre de mi hija. 

Vivo ya muy resignada lejos de mi familia, y muy complacida que tengo  un hogar por 30 años vivo muy feliz. Es un hombre maravilloso, me trata con respeto, estoy muy bien hasta la fecha gracias al Señor. la hija mía también. Se ejerce profesionalmente, estoy muy orgullosa de ella, me hace muy feliz. Y ésta ha sido la historia de mi vida. De esta caribeña de Sudamérica. Muchas gracias por la atención. Para ustedes con todo mi amor y sigan sus sueños que siempre se hacen realidad porque el mío sí se hizo realidad gracias a Dios. 

Published by Bethany Woodson

Just a couple of aspiring activists out here in the world trying to learn something.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: